Moda y Belleza

Hábitos diarios para una piel saludable

piel saludable

Los hábitos diarios tienen un impacto importante en la salud de nuestra piel.

Una piel sana y hermosa comienza con una buena rutina de cuidado de la piel. Muchas veces hay productos, los cuales pueden conseguirse en alguna farmacia dermatológica, que pueden ayudarnos a mantener la piel tersa y suave. Sin embargo la mayoría del progreso se encuentra en los hábitos diarios.

Aquí te presentamos algunos consejos que te ayudarán a tener una piel sana y radiante:

Bebe mucha agua

Beber toneladas de agua no solo es el hábito más básico para el cuidado de la piel, sino también un hábito clave para mantener la salud física en general. Las células de nuestro cuerpo están compuestas principalmente de agua y el agua juega un papel fundamental en el mantenimiento del equilibrio fisiológico.

como tener una piel saludable

Aplica protector solar

El protector solar protege a la piel de los efectos dañinos de los rayos ultravioleta del sol.

La exposición a los rayos ultravioleta (UV) del sol afecta negativamente la condición de su piel. De hecho, la mayoría de los signos asociados con el envejecimiento de la piel son más a menudo efectos de la exposición prolongada a la luz solar que la edad real.

Come saludable

La condición de tu piel es un reflejo de lo que sucede dentro de tu cuerpo, lo que significa que para tener una tez hermosa y radiante, debes nutrir tu cuerpo adecuadamente.

Dado este hecho, debe incluir comer alimentos amigables con la piel en su rutina de cuidado de la piel. Dichos alimentos incluyen frutas y verduras que son ricas en vitamina C y otros nutrientes como las vitaminas A, E y K, el selenio, los omega-3, el zinc y las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas.

Toma complementos de belleza

Tu piel es el órgano más grande de tu cuerpo, por lo que exige más vitaminas y minerales para mantenerse saludable. Además de la ingesta diaria de frutas y verduras, puede ser útil tomar suplementos que contengan vitamina E y biotina, antioxidantes como el resveratrol y agentes hidratantes como el ácido hialurónico y el colágeno.

La aplicación de ingredientes como la almendra, la manzanilla, el té verde y otras fuentes botánicas también puede proporcionar beneficios para el cuidado de la piel. Los aceites naturales están repletos de propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y otras que ayudan a prevenir y tratar problemas de la piel.

Duerma lo suficiente

Dormir lo suficiente (al menos 7 horas) es un componente importante de sus hábitos de cuidado de la piel. Dormir es importante para una tez saludable porque solo durante el sueño profundo y prolongado las células pueden regenerarse y las células dañadas pueden repararse.

Interrumpir este proceso significa que su piel apenas se regenera, lo que resulta en signos visibles de envejecimiento de la piel. Dale a tu piel la oportunidad de mantenerse joven consiguiendo tu descanso de belleza.

Puede complementar estos hábitos diarios con productos que le ayuden a potencializar sus cuidados para ver mejores resultados. Puede adquirirlos en cualquier sucursal de Farmacias San Pablo.